3 HOSPEDAJES PARA DIFERENTES PLANES Y PRESUPUESTOS

Una tarde no es suficiente para recorrer toda la ruta del vino. La oferta vinícola y gastronómica es tan extensa y variada que necesitarás más de un día para conocerla. Si es tu primera vez, nuestra recomendación es que te quedes por lo menos una noche para descansar entre tours y disfrutar de los cielos estrellados del valle. Si eres visitante frecuente, seguro ya tienes tu hospedaje preferido.

Te presentamos 3 opciones de alojamiento fácilmente adaptables a tu plan de viaje y presupuesto. Muy diferentes entre sí pero todas con el mismo objetivo: ofrecerte un espacio para descansar después de un tarde de indulgencias en la Ruta del Vino.

CASA MISIONES

Exclusivo para salidas en pareja. En Casa Misiones encuentra cabañas tipo glamping rodeadas de naturaleza nativa. La idea de Enrique es impactar lo menos posible el paisaje natural para que el visitante tenga una experiencia honesta de la flora y fauna del valle, al mismo tiempo que descansa con todas las comodidades de un hotel de lujo.

Son 5 cabañas blancas que resaltan entre el verde y marrón del chaparral del cerro. Cada una cuenta con una terraza privada con chimenea de barro. Aquí puedes gozar de una tarde íntima mientras esperas que se ponga el sol para observar las estrellas de la noche. Si disfrutas de caminar entre plantas nativas este es un destino para ti.


CASA PORTILLO

Ideal para salidas con amigos. Con la carretera y las tienditas del pueblo a unas cuantas cuadras de distancia, Casa Portillo es de muy fácil acceso. Además está rodeada de numerosas vinícolas y restaurantes a los que puedes llegar en minutos.

Adrián tiene disponibles 2 casas con 3 cómodas camas repartidas en 2 habitaciones. Cuentan con todas las amenidades necesarias para que disfrutes de tu estancia. En la equipada cocina puedes preparar la cena o el desayuno. Y su ya amplia sala se multiplica en tamaño al conectarse directo al deck exterior donde puedes continuar con la convivencia acompañada de los vinos que te ofrece la casa.


CASA MARTHA

Especial para grupos grandes o familias. Casa Martha cuenta con varias opciones de alojamiento. La más solicitada es la casa grande para la familia completa: 3 cuartos, sala, cocina, comedor y un área privada con asador y juegos para los más pequeños.

También cuenta con varias cabañas de una sola habitación, todas habilitadas con aire acondicionado, minibar y hasta su propio porchecito.  Pero si vienes en grupo, Gerardo te deja lista el área exterior común techada donde te puedes echar en alguna de las hamacas, sentarte en las bancas o prender los asadores para seguir la fiesta. Las mascotas son bienvenidas.


Disfrutar en familia, tener un fin romántico o festejar con los amigos. Cualquiera que sea tu plan a la hora de visitar la ruta del vino seguro encontrarás una opción de hospedaje que se adecúe a tus necesidades.

Y recuerda dormirte temprano para contribuir a la convivencia respetuosa con los pobladores y la fauna de la comunidad, pero sobre todo, para que tu y tus acompañantes disfruten al máximo el tour que los espera al día siguiente.


Reseña por Olivia AP
Fotografía por Rodrigo Cardoza de @comerahora

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *